Grúas

¿Es necesario certificarlas?

Cualquier grúa es un equipo cuya durabilidad está supeditada al uso y a las mantenciones que se realicen.
Sin embargo, por tratarse de maquinarias asociadas al levante de carga, su connotación en materia de seguridad y responsabilidad civil ante accidentes del trabajo, requieren de un cuidado especial a la hora de intervenirlas o probarlas.

La legislación vigente sobre accidentes del trabajo, como el Código del Trabajo en su artículo N° 184, señala que: “… el empleador estará obligado a tomar TODAS las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y la salud de los trabajadores…”. De esta forma, la ley ha hecho recaer en el empleador la responsabilidad de evitar la ocurrencia de accidentes en el trabajo, debiendo tomar todas las medidas necesarias para ello.

Por otro lado, cuando ocurre un accidente el Código Penal hace referencia en el título X: De los cuasidelitos y señala que: “… el que por simple imprudencia temeraria o negligencia ejecutare en una omisión, que a mediar malicia, constituiría un crimen o un simple delito contra las personas, será penado”.

Viendo lo anterior, nuestra ley nos exige tomar todos los resguardos que estén al alcance de nuestros cargos, ya que como responsables de nuestros equipos de levante debemos evitar accidentes o muertes de nuestros trabajadores, y en cualquiera de estos casos seremos inculpados.

¿Qué Hacer?

Respecto de la operación con equipos de levante, existen formas o métodos de control que permiten garantizar un orden, sensibilizar a las personas sobre el cumplimiento de las normas y, finalmente, propiciar lugares de trabajo más seguros.

Estos son los sgtes:

  • Mantener un registro de inspecciones independientes y periódicas.
  • Realizar pruebas de carga periódica para certificar la capacidad de levante de las grúas.

Pruebas de Carga

Para este ítem existen 3 configuraciones posibles:

  1. Prueba de cargas con pesos conocidos.
  2. Prueba de carga con masas patrones o calibradas.
  3. Prueba con bolsas especiales.

De acuerdo a la Norma Chilena 17020-2012 e INN: “… Los Organismos de Inspección y certificación no deberán estar comprometidos en ninguna actividad que pueda crear conflictos con su independencia de juicio e integridad respecto a sus actividades de inspección. En particular, no deben estar relacionados directamente o indirectamente con el diseño del equipo, instalador, propietario, fabricación, suministro de repuesto, mantenimiento o uso”.